La difícil detección de las plagas de termitas

924 31 72 54
La difícil detección de las plagas de termitas

Una vez las termitas han tomado nuestro hogar, la única manera de librarnos de ellas es acudiendo a una empresa especializada en el control de termitas en Mérida.

Muebles, puertas, marcos, cartón... son los objetivos de estos insectos que pueden ser tremendamente dañinos y acabar con nuestro mobiliario. Por este motivo y como expertos en el control de termitas en Mérida, aconsejamos estar atentos a los primeros síntomas para poder actuar a tiempo.

El principal problema es que las plagas de termitas son muy difíciles de detectar ya que las termitas dejan muy pocas señales visibles de su proceso de invasión, al contrario que por ejemplo la carcoma.

La invasión de las termitas es totalmente silenciosa y el ruido que causan alimentándose de nuestras cosas es prácticamente imperceptible.

Una de las señales más evidentes de que estamos siendo invadidos por las termitas es la presencia de unos pequeños orificios en la madera seca que son creados por las termitas para expulsar sus excrementos. En cualquier caso, son agujeros muy pequeños que no dejan serrín a su alrededor y que en muchas ocasiones pueden pasar totalmente inadvertidos.

La presencia de termitas aladas suelen ser una señal de que estamos sufriendo una infección de este insecto. Una termita que puntualmente acuda a la luz no tiene por qué ser motivo de alarma pero cuando son varias o un pequeño enjambre de termitas los que rondan nuestra casa, debemos ponernos en lo peor. En estos casos, es aconsejable iniciar un tratamiento contra las termitas aunque sea preventivo.

En Fumigaciones J.M.S. desarrollamos diferentes sistemas de fumigación y desinfección de plagas en función de las necesidades de la vivienda o local. Consúltenos ante la primera señal antes de que sea demasiado tarde.

haz clic para copiar mailmail copiado