El vuelo señorial de la termita reina

924 31 72 54
El vuelo señorial de la termita reina

El control de termitas en Mérida que llevamos en la empresa de fumigaciones J.M.S. es tan exhaustivo y meticuloso que sabemos de todas las intimidades de los isópteros más socializados que existen. 

No solo nos limitamos al control de termitas en Mérida y a exterminar estos intrépidos bichos, sino que nos interesamos por sus costumbres. Para empezar, ¿sabías que la termita es uno de los insectos más sociales y estratificados que existen, junto con las abejas y las hormigas? 

Sabrás que hacen colonias de cientos de miles de ejemplares, pero lo que puede que no sepas es que su sociedad está basada en estatus: las obreras solo sirven para cavar túneles a diario y comer celulosa (una obrera puede comer ¡hasta cuatro gramos al día!); las termitas soldado solo sirven para defender la colonia de enemigos como las hormigas (pero no pueden alimentarse por sí solas), y la termita reina solo para procrear (puede poner un huevo cada diez segundos, así que imagínate...).

El estatus de la realeza de reyes y reinas es quizás el más apasionante, pues estas pueden vivir hasta... ¡50 años! mientras que las otras dos castas terminan su ciclo vital en dos. 

Lo chocante de todo es la relación sensorial que tienen las termitas soldado y obreras con su reina. Si esta fallece o es raptada (tal y como demostró un estudio centífico), las obreras dejan de fabricar túneles y las soldado bajan la guardia ante los enemigos. Es un poco como si se murieran de pena...

Pero lo realmente bonito de las reinas es que, de jovencitas les salen alas y vuelan en primavera en busca de madera muerta para encontrar a su macho (también con alas) en su baile nupcial, asentarse y fundar una nueva colonia. 

En Fumigaciones J.M.S. lamentamos que confundan la madera muerta ¡con los muebles de nuestras casas! 

haz clic para copiar mailmail copiado